sábado, Jun 22 2024 2:08AM

ONIRIC FACTOR

From the deep dream dominions

¡Que pacha!

Bueno, pues al final nos salió el invento. La señora loba y yo surcamos camino a la “Cueva del Gato” el Jueves por la mañana y acabamos de regresar de la aventurilla hace apenas un par de horitas.

La verdad es que nos lo hemos pasado de arte.

Durante el primer día, tras cruzar lo que bautizamos como “El puente del cuesco” por los aromas que allí residen, comprobamos como lo que conociamos como agua fría es caldo de puchero comparado con las aguas del lago situado junto a la cueva. Nada más meter los pies comenzaron a dolernos y a teñirsenos de un hermoso color azulado -hermoso si no son tus pies, claro-. No es de extrañar que no hubiera peces en aquella parte, ya que trás un corto debate cagandonos en la madre que le pario al agua fresquita, acordamos que si allí hubiera habido un pez, este habría venido con traje de neopreno y chaleco de cuello vuelto.

Muy bonito, eso si. Además, como pierdes la sensibilidad de las extremidades inferiores, se te quitan todos los dolores y la pesadez de las piernas.

Una vez decides que te dá lo mismo que te amputen las piernas -porque de meter algo más pasamos olímpicamente- la estancia junto a la cueva se hace muy amena, con el ruidito del viento meneando los arboles, el correteo del agua… ya sabeis todas esas cosillas tan bucólicas.

El hotel nos pareció precioso, y ante todo, la mar de integrado con la zona. Apenas tiene 7 habitaciones, pero todas muy cucas. Con respecto al papeo, se come caro, pero bien. Así duele menos.

También nos llamó la atención la cantidad de información que nos dieron sobre la zona. Se puede hacer espeología, realizar rutas verdes – je je… que gracioso, ya os contaré-, visitar más cuevas para ver pinturas rupestres… en fin un poco de todo, si querías hasta venia una china y te hacia masajitos -que es verdad, leñe-.

Tambien conocimos a TINA, la fabulosa perra San Bernardo que nada por el lago y devora a los turistas; A Caro y a mí nos llenó hasta tal punto de babas que tuvimos que cambiarnos de ropa y todo, oliamos como si hubieramos dormido dentro de la boca del perro.

[HASTA AQUI PUEDO CONTAR]

Tengo bastantes más cosas que contar y fotos que enseñaros, pero me vais a perdonar, porque ahora me voy a ducha, despues tendré que ponerme “guapo” y tirar para el cine. Dentro de muy poquito os cuento el resto.

Eso si, os voy a dejar un “autoretrato” que hice la noche del Jueves. Hacia tiempo que no dibujaba realmente por gusto, creo que por eso me salió como me salió:

Si tengo tiempo y ganas lo pasaré a tinta.

¡Buen Sabado blogeros!

About The Author

Te pueden interesar

1 min de lectura
Crazy Factory
2 min de lectura
1 min de lectura
Translate »