martes, Jun 25 2024 9:08PM

ONIRIC FACTOR

From the deep dream dominions

¡Hola! ¿Aún seguis por aqui?

Bueno, hoy llevo un día bastante curioso.

Como ya comenté, desde hace algún tiempo a esta parte, estoy echando curriculums y tirando de antiguos compañeros para encontrar un trabajo más estable.

Ayer hable con uno de ellos, se llama Ivan y es uno de los “buenos”. Cuando digo “bueno” no quiero decir que sea un alma impoluta, sino que se preocupa algo por los demás. Cosa que aunque parezca extraño no es tán común como nos gustaría a todos, sobre todo en lo referente a trabajo. Cuando se habla del pan de los hijos… no suele haber amigos.

Aquí he de romper una lanza en favor del resto de la humanidad: Yo támpoco me considero una gran persona. Y no por falsa humildad, sino porque mi vagaje profesional me ha enseñado cosas para “sobrevivir” ante ciertos tipos de hordas, que preferiría poder dejar de aplicar. Hace falta comer para vivir, pero tengo unos ideales y hace tiempo que quiero volver a ser una persona coherente con ellos. A veces me resulta doloroso ver como la edad me hace ver las cosas de otra manera. Como punto positivo, también me resulta agradable darme cuenta de que he aprendido a impresionarme con lo sencillo y a dejar de buscar personas perfectas. Basta con mirarse al espejo para aprender a querer a los demás.

Pero bueno, al tema, que la idea no es hacer un relato sobre el envejecimiento.

La cosa está en que me llamó para comentarme sobre una entrevista que había mantenido hace poco. La verdad es que me dá una envidia lupína, pero también me alegré mucho por el. Dicho esto, decidió compartir conmigo los datos de la empresa. Es más, incluso mencionó a sus compañeros en la entrevista.

No hay mucho sitio la verdad, pero lo cierto es que envie el curriculum en los siguientes 10 minutos por duplicado. Aún no me han llamado y quizás no lo lleguen a hacer, pero lo cierto es que cumplimos sobradamente el perfil de lo que buscan.

Y bueno, hoy he tenido otra entrevista, esta vez en Bollullos de la Mitación. Se trata de una empresa dedicada a la instalación y mantenimiento de grupos electrógenos y acumuladores. Ofrecen un empleo estable -los clásicos tres meses de prueba y te hacen indefinido- y un sueldo aceptable que además iría aumentando con la antigüedad. En cuanto a ambiente laboral… la verdad es que es lo que me ha terminado de enamorar.

Los problemas: los viajes, que ocupan toda la nación. También, para ser sincero, creo que no he estado muy lúcido en la entrevista. Támpoco es que haya sido un desastre, pero podría haberme vendido muchísimo mejor. La rabia me consume, pero lo hecho, hecho está, que le vamos a hacer.

El lunes me darán una respuesta, a ver si tengo suerte.

Con respecto a mi problemilla con los puertos… ¡AY! al final resulta que la placa base estaba jodida. Segúramente compre una nueva o un concentrador USB, ya os contaré. Mí hermano me ha prohibido comprarme nada y ha decidido buscarme una “by the face” si es que la sangre… en realidad soy un lobo con suerte.

Con respecto a Cell Fusion, Tron a compuesto varias canciones nuevas y yo ando enfrascado con un sistema de menús para añadirle ese toquecillo de “estrategia” espero que me salga bien la jugada y no le tenga que hacer esperar mucho. A ls gente comprometida no se la debe hace esperar.

About The Author

Te pueden interesar

1 min de lectura
Crazy Factory
2 min de lectura
1 min de lectura
Translate »