martes, Jun 25 2024 8:07PM

ONIRIC FACTOR

From the deep dream dominions

El 2008 arranca sin piedad.

Apenas veinte minutos después de la ultima entrada, recibo una llamada al móvil de mi mujer. El que esta al aparato es mi padre. Me comenta que hace apenas unos momentos ha fallecido mi abuelo.

Caro y yo hemos salido a escape para recoger a mi hermana y mi hermano, dejando la comida que teníamos preparada para otro día. Como era de esperar, hemos pasado un día triste en el tanatorio. Parte de mi familia aún se encuentra allí y mañana volveré para el entierro que tendrá lugar por la mañana.

Si bien el día ha sido triste y duro, también ha resultado revelador.

Por un lado nos ha unido un poco más, mientras que por otro, he podido comprobar como finaliza una vida plena. Una muerte tránquila que abrazó a mi abuelo Rafael durante su 95 cumpleaños, llevándoselo tal y como vino al mundo: Rodeado de seres queridos que dan gracias por haber podido estar allí en ese momento.

Aparte de un gran cariño entre sus hijos, mi abuelo transmitió, casi sin darse cuenta, una importante herencia a dos generaciones: una capacidad de entrega sin límite.

Creo que nada más importante que esto podria haber recibido de mi familia. Algo por lo que hoy quiero dar gracias.

Gracias Rafael, gracias por darle la vida a mi madre. Gracias por hacerla como ha sido siempre, tan parecida a ti. Solo espero que algún día pueda conseguir transmitir a mis descendientes la mitad de lo que has hecho tú. Pérdona por no haberte visto más, espero que en el fondo sepas como soy. Me hubiera gustado poder despedirte mejor.

About The Author

Te pueden interesar

1 min de lectura
Crazy Factory
2 min de lectura
1 min de lectura
Translate »