sábado, Jun 22 2024 12:30PM

ONIRIC FACTOR

From the deep dream dominions

Saludos internáuticos.

Hoy quiero hablar sobre prototipos.

Una de las cosas por las que defiendo el uso de herramientas RAD, es por su fácilidad para crear prototipos. Ver si una idea funciona, si una mecánica es fácilmente reconocible, si es capáz de generar algún estado de ánimo que queramos potenciar… en resumen, comprobar si es capáz de divertir y embelesar al jugador, no es algo que se pueda dejar al arbitraje de nuestra imaginación. Hago mia una cita que ya comentaba alguien por Stratos… “nuestra mente tiende a llenar los espacios vacios de cosas bonitas”. En mi opinión, estas “cosas bonitas” se vén muy afectadas por nuestro propio ímpetu creativo. Es decir, cuando nos encontramos altos de moral, estas “cosas” que utilizamos como relleno, son realmente bonitas… pero cuando se da el caso contrario, estos mismos huecos se rellenan con barreras, defectos y obstáculos. Impedimentos que a menudo quedan sobredimensionados por motivo de nuestro estado de ánimo.

A lo mejor parece que estoy flipando, pero bueno, eso lo dejo a vuestro propio criterio. Lo que trato de explicar es que una buena forma de rellenar estos huecos, es a través de la creación de prototipos. De esta forma, liberamos nuestro juicio del arbitraje de la imaginación y por tanto, de nuestro estado anímico.

Durante la creación de un prototipo, lo primero con lo que nos encontramos es con los problemas de implementación que implica nuestra idea. Esto nos otorga la posibilidad de descubrir el grado de complejidad que supone implementarla. Si durante la realización del prototipo descubrimos problemas que nos superan, ahorraremos un tiempo precioso. Si los problemas son solventables, llega el momento de probar la jugabilidad, verificando si la mecánica que habíamos planteado realmente consigue agradar al jugador y si esta es capáz de darnos suficiente como para poder montar un juego completo sobre ella. Durante este punto, el desarrollo puede tornarse bastante divertido, ya que hasta cierto punto podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación. Pero lo importante es que se nos otorga la oportunidad de dilucidar de forma objetiva si lo que teníamos en mente realmente nos divierte y ver qué tipos de ajustes serán necesarios para conseguir un producto final decente. Otra ventaja de la creación de un prototipo es que tenemos la posibilidad de mostrar la idea en funcionamiento al resto del equipo, haciéndoles trabajar ya no sobre un contexto abstracto sometido al verbo, sino sobre algo que han podido palpar. Los diseñadores a menudo, para crear prototipos acuden a otros medios más “artesanales” como un video, una animación, modelos en plastilina… todo vale. Sin embargo en este caso, lo que os voy a mostrar es un prototipo creado con una RAD (Game Maker).

Lo curioso es que cuando me descargué el prototipo, no tenía ni idea de en que lenguaje iba a estar programado, simplemente había leído sobre que iba la idea y me llamó la atención. Una vez descargado en mi ordenador, al ver el iconito de la pelotilla colorada, me surgió la sonrisita maliciosa. “¡Ya tengo material para el blog!”.

Bueno, como creo que ya queda bastante claro, el prototipo no es mío, sino de lewij, un estudiante del NHSGA más concretamente en el “Carnegie Mellon’s Entertainment Technology Center” donde se tiene que vivir muy bien.

El tema es que en la descripción de su perfil, afirma:

[…] I mostly use Java since my computer science team programs exclusively with it, however, since it is so slow, I also use: python, c++, c#, maya, max, panda, and Dx. Always developing Dynamic and auto generating features, ie: maps, textures, models/images, artificial behavior….

.. pero para los prototipos, el muy pillín utiliza Game Maker.

Personalmente pienso que es una idea muy acertada, porque es posible desarrollar el prototipo en muy poco tiempo. Me alegra ver que no soy el único que vé la utilidad de este tipo de herramientas.

Os dejo con el prototipo:

The Moon Hates The Stars

A mí personalmente, me ha parecido una idea bastante interesante. Lo de ir guiando estrellas hacia su redil cual perro pastor sobredimensionado me ha agradado bastante. ¿Habéis soñado alguna vez con ser pastores de estrellas?

Lo que a su vez, me lleva a pensar que el día del Ragnarok se aproxima:

[…] y llegará el día en que Fenrir, liberado de sus ataduras, devorará a Odín, mientras sus hijos: Sköll (repulsión) y Hati (odio) devorarán el sol y la luna.

Por el momento me conformo con hacer huir a la luna con mi ratón para cambiar la posición de los astros. Ya sabéis lo que dicen de los carnívoros… nos gusta jugar con nuestras presas.

Bueno, llegados a este punto supongo que ya es obvio que se me ha terminado de ir la cabeza. Lo siento, son las 2:27 A.M. y no puedo dormir… es lo que tienen los turnos de noche. Espero que os lo paséis bien con el prototipo.

About The Author

Te pueden interesar

1 min de lectura
Crazy Factory
2 min de lectura
1 min de lectura
Translate »