jueves, Jun 13 2024 12:23PM

ONIRIC FACTOR

From the deep dream dominions

A veces escucha uno cada tontería… no recuerdo bien con quien discutía hace algún tiempo sobre la dificultad de innovar en la actualidad en el tema de videojuegos, pero el caso es que en un punto de la “discusión” surgió una de las que etiqueto como “frases celebres que preferiría no haber oído nunca“.

Ahí va la perla:

Hace quince años era muy fácil innovar porque no había nada, con cualquier cosa se innovaba. Ahora ya esta todo inventado y es muy difícil hacer algo original.

¡Tócate los huevos!

A ver, una cosa es que las grandes compañías vayan a lo seguro para minimizar los riesgos y otra muy distinta es que no haya ideas porque esta todo inventado. Esta perla no solo me resultó la excusa más mala que he oído en mi vida para justificar la falta de interés por innovar, sino que además pienso que surge de un profundo desconocimiento de la capacidad humana para crear algo nuevo a partir de lo viejo o de convertir un conjunto de vivencias en algo totalmente distinto.

En mi opinión es mas bien al contrario. El paso del tiempo y la creación de nuevas tecnologías abre las puertas a nuevas formas de expresión, y en el caso de los videojuegos, apenas comenzamos a darnos cuenta de la enorme ventaja que tiene frente a otros medios mas clásicos, como la novela o el cine. En el caso de los videojuegos, damos al jugador la posibilidad de intercambiar el papel de espectador por el del actor, que ya es algo. Por otra parte, las fuentes de información de las que disfrutamos hoy día y los medios para contactar con otras personas, facilitan enormemente cualquier labor de investigación. Documentarse para escribir un libro o ambientar un videojuego es hoy infinitamente mas sencillo que hace un par de décadas.

Dejando esto de lado, me resulta sumamente interesante la labor imaginativa que surge en el apartado técnico para conseguir lo que en algunos momentos llegamos a considerar imposible. Este es una faceta de la creatividad que al no considerarse “artística” a menudo se obvia, atribuyendo sus logros al mero conocimiento técnico.

Sin embargo hay algoritmos e inteligentes formas de exprimir tecnologías ya existentes que demuestran ser auténticos exponentes de la creatividad humana.

Con esto en mente, me vino a la cabeza un vídeo que había visto hace algún tiempo en la que Cesar Astudillo -Gominolas- narraba, con inusitada humildad, como se las ingeniaba para conseguir crear esas melodías en los “tiempos en los que todo era fácil” usease, en los míos. Ojo a la forma de enfrentarse a las limitaciones de la época.


César Astudillo (Gominolas) RetroMadrid 2008

Dándole vueltas al tema, también llegue a la conclusión de que muchas veces las restricciones avivan la imaginación, haciendo eco de aquel famoso dicho que nos regala la sabiduría popular: “Eres mas listo que el hambre”.

En mi opinión, dentro de la parte que nos toca, lo que hace la gente de ADVA con sus CODEAR es una buena muestra de como avivar la imaginación de los desarrolladores. Premisas como “Un RPG de una sola pantalla”, “mezcla de dos juegos”, “pantalla de 100 X 100”, “un solo jefe”, “Banner Game”… convierten a los desarrolladores en creativos versátiles, capaces de adaptarse a las necesidades y de utilizar las dificultades como oportunidades para crear algo diferente.

Hasta aquí la reflexión del día. Espero que os haya resultado de interés. Como siempre, tenéis las puertas abiertas para expresar vuestra opinión y enriquecer el contenido del artículo.

About The Author

Te pueden interesar

1 min de lectura
Crazy Factory
2 min de lectura
1 min de lectura
Translate »