Reflexiones de un desarrollador MSXero

Hay que ver como pasa el tiempo…

Parece que fue ayer cuando los reyes me trajeron un Philips NMS8235. Desde aquel Dynadata con su fósforo verde, no había vuelto a tener un MSX (ni ningún sistema clásico) en propiedad.

Desde luego que seguía de cerca la mayoría de las novedades del mundillo, ya que mi hermano ha sido coleccionista de toda la vida, pero por mucho que tires de emulador para según que cosas, al menos en mi caso, no es lo mismo.

Desde mi punto de vista como diseñador, siempre había valorado especialmente el “software underground” para estos sistemas, ya que se me hacia un poco cosa de “magia” hacer juegos con tan pocos recursos.

En aquella mañana del 2013, al poner de nuevo mis manos sobre el equipo y aún sin haberme dado cuenta, había nacido otro desarrollador de MSX. Hoy lo pienso en retrospectiva y me doy cuenta de una cosa curiosa: justo en aquel año, se cumplía el décimo aniversario del primer juego completo que había desarrollado para PC.

“Hijos del Eter” fue un parto relativamente largo: un año de desarrollo, en el que me enfrenté por primera vez a eso del “Pixel Art” y al diseño de videojuegos propiamente dicho. Anteriormente había hecho ya mis pinitos con DIV Games Studio, pero como dirían en tierras Cimmerias… “eso es otra historia”.

El caso es que hoy veo aquel juego y me da un poco de vergüenza ajena, pero teniendo en cuenta lo poco que sabía por aquel entonces, creo que di lo mejor de mi y oye, que el terminar un juego es todo un logro en si mismo.

Pero bueno, avancemos un poco en el tiempo y volvamos a esas navidades del 2013. El caso es que tenia entre mis manos un señor MSX2, mucho interés y cierto bagaje como desarrollador de videojuegos; y como dicen en mi pueblo… “se juntaron el hambre y las ganas de comer”. Antes de terminar aquel año, ya había aprendido un montón sobre como funcionaban las interioridades del sistema y había podido parir mi primer jueguecito: “Ninja Love”. De nuevo vergüenza y deshonor al ver su rendimiento y cualidades técnicas a día de hoy, pero no me arrepiento de nada.

Hace poco me enteré de que la entrada que escribí en aquel entonces le había servido a un colega para aprender cositas sobre MSX BASIC y que hasta lo tenia impreso el tío: son de esos comentarios que te dejan con una sonrisa durante todo lo que queda de día.

El caso es que por aquel entonces no habría conseguido hacer nada si no fuera por la gran biblioteca que se encuentra recopilada en el blog de Konamito, o por aquellas primeras dudas resueltas por Fernando García, los ánimos de Toni Gálvez, Jose Luís Lerma, la amistad y flagelante sinceridad de los irreduptibles MSXeros sevillanos (A.K.A “Frente sureño de calvos furiosos y lebrijanos hipo huracanados”), así como tantos otros amiguetes en el resto de la geografía nacional, que continúan ayudándome con su buen rollo y ganas de darle vida al sistema.

Hoy ando reflexionando sobre como me ha enganchado todo esto: aquí me veo, cinco años después de aquellas navidades, con un montón de nuevos conocidos y amiguetes, un GOTY a mis espaldas (aunque en mi opinión realmente hubiera mejores títulos), mas de media docena de juegos de MSX terminados, un buen puñado de ferias en la mochila – ¡Hasta en Nimega hemos estado! – Apariciones en prensa nacional e internacional, desarrollos en formato físico, un estudio que se ha convertido en laboratorio e imprenta, “participaciones estelares” en diferentes proyectos y grupos de desarrollo…

XPelunker, uno de mis favoritos de esta ultima DEV.

y hoy estrenando el premio al primer puesto de la última edición del concurso de Konamito.

Esto ya no es un hobby, es una obsesión. Una suerte de droga dura que no deja mas secuelas que unas alegres ojeras en un desarrollador satisfecho… pero que quiere mas.

La culpa es vuestra, cabrones. Porque dirán lo que quieran, pero hay gente muy maja en este mundillo que alimentan las ilusiones y ganas de seguir aprendiendo de tantos otros como yo… y el que no quiera verlo, es que es un poquito talibán. 😉

Esta entrada va por vosotros. MSX FOREVER!!

2 comentarios sobre “Reflexiones de un desarrollador MSXero

Deja un comentario